Descartes describe sucintamente esta noción de la unión

¿Por qué medios se obtienen las diversas nociones primitivas? Los pensamientos metafisicos que ejercitan el entendimiento puro sirven para hacemos familiar la noción del alma; el estudio de las matemáticas, que ejercita principalmente la imaginación en las consideraciones de las figuras y de los movimientos, nos acostumbra a formar nociones del cuerpo distintas; por fin, sirviéndonos solamente de la vida y de las conversaciones habituales, y absteniéndonos de meditar y de estudiar estas cosas que ejercitan la imaginación, se aprende a concebir la unión del alma y del cuerpo. Descartes advierte que habla en serio, que su consejo de apartarse de la filosofia para concebir la unión del alma y del cuerpo no es algo dicho al pasar, ni una manera elegante de comunicarle a una princesa que la complejidad del problema supera su capacidad de resolverlo. Absteniéndose de meditar se aprende a concebir la unión del alma y del cuerpo o, mejor dicho, se llega a concebir el alma y el cuerpo como unidad. Descartes ensaya una explicación teórica de por qué, para ello, es imprescindible dejar de filosofar: ocurre que el espíritu humano no puede concebir muy distintamente la distinción que hay entre el alma y el cuerpo y al mismo tiempo su unión, porque para esto hay que concebirlos como una sola cosa y simultáneamente concebirlos como dos, lo que es contradictorio. Descartes describe sucintamente esta noción de la unión que sin filosofar experimenta siempre cada uno en sí mismo: que es una sola persona que posee conjuntamente un cuerpo y un pensamiento, los que son de tal naturaleza que este pensamiento puede mover el cuerpo y sentir los accidentes que le ocurren. Ahora bien, alguien que tiene presentes las Meditaciones, o cuyo espíritu está cautivado aún por el ejercicio de las Meditaciones, no puede concebir esta unión. Para estas personas que todavía tienen presentes en su espíritu las razones que prueban la distinción del alma y del cuerpo, y no queriendo que las abandonen para representarse la noción de la unión que cada uno experimenta en sí mismo sin filosofar, dice Descartes que se ha [ … ] servido antes de la comparación de la gravedad y de las demás cualidades que comúnmente nos imaginamos que están unidas a algunos cuerpos, así como el pensamiento está unido al nuestro y no me ha preocupado que esta composición ni fuera exacta en el sentido de que estas cualidades no son reales como se las suele imaginar, porque he creído que Vuestra Alteza estaba ya enteramente convencida de que el alma es una sustancia distinta del cuerpo.

Anuncios

Autor: leiser-madanes

Leiser Madanes es doctor en Filosofía por la Universidad de Buenos Aires. Actualmente se desempeña como profesor titular de Filosofía Política en la Universidad Nacional de La Plata. Su principal área de estudio es la filosofía moderna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s