Una alegría secreta

Mi interés por René Descartes (1596-1650) fue renovado en gran medida hace años -en 1991- por una invitación que me hicieron Laura Benítez y José Antonio Robles para participar en una reunión sobre el problema mente-cuerpo. En esa ocasión leí un trabajo que luego fue publicado en México y que llevaba por título una cita de Gottfried Wilhelm Leibniz (1646-1716): “¿Abandonamos la partida? Algunas reflexiones sobre el problema mente-cuerpo en Descartes”32 . Años más tarde Laura y José Antonio volvieron a invitarme al Instituto de Investigaciones Filosóficas de la Universidad Nacional Autónoma de México, esta vez para formar parte, durante unos días, de un grupo de investigación sobre filosofía cartesiana y la constitución del sujeto moderno. Presenté entonces un escrito cuyo título era “La libertad de pensamiento, fundamento de la moral provisional”. En ambas ocasiones, pero muy especialmente en la última, tuve oportunidad no sólo de someter a discusión mis trabajos, sino también de leer y comentar las investigaciones que estaban realizando diferentes miembros del grupo de cartesianos dirigidos por Laura. El presente trabajo es en gran medida producto de esta historia. Aun cuando versa más específicamente sobre el tema de la libertad y la generosidad, es en realidad un intento de ubicar el Tratado de las pasiones del alma [1664]33 en el conjunto de la obra cartesiana. El interés por este texto, que antes yo tenía -ahora sé- injustamente postergado, se me despertó al leer varios de los trabajos del grupo de investigación mexicano. Del último viaje me fui con la tarea de volver a leer Las pasiones del alma y revisar mis prejuicios contra esta obra. Éste es, en parte, el resultado. ¿En qué consistía mi prejuicio contra este tratado? Básicamente, en lo siguiente. En las Meditaciones metafisicas [1641] Descartes nos enseña a distinguir los cuerpos extensos y que no piensan, del pensamiento inextenso. Todas las meditaciones, salvo la última parte de la última meditación, son una serie de ejercicios espirituales destinados a aprender a distinguir pensamiento y extensión.

Anuncios

Autor: leiser-madanes

Leiser Madanes es doctor en Filosofía por la Universidad de Buenos Aires. Actualmente se desempeña como profesor titular de Filosofía Política en la Universidad Nacional de La Plata. Su principal área de estudio es la filosofía moderna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s